Entrevistamos a Lucas Miceli, arquero de AFA y profe del club.

Lucas llegó al club en 2015  y desde ese momento es entrenador de las categorías infantiles. El año pasado fue elegido como mejor arquero de la “D” por uno de los medios más reconocidos de la disciplina y en este 2020 volvió a ser jugador del club en Futsal AFA.

-¿Cómo estás viviendo esta pandemia?

–  Complicada. Soy una persona bastante activa, suelo levantarme muy temprano para ir trabajar, a las ocho de la mañana y después casi todos lo días iba al club, ya sea para dirigir, para esperar el entrenamiento o para hacer algo. Fue un golpe muy duro pasar de salir de mi casa muy temprano y volver a la una de mañana a estar las 24 horas del día encerrado en mi casa. 

– ¿Están haciendo alguna actividad en conjunto con el plantel? 

– Estamos entrenando tres veces por semana. Dos días cada uno sale a correr por su cuenta al aire libre y realizamos un zoom los viernes donde entrenamos todos juntos para sociabilizar con el grupo y no perder el contacto.

–  ¿Cuánto tiempo te llevó la adaptación a los entrenamientos a distancia?

– El primer mes lo arranqué muy bien, pero a medida que fueron pasando las semanas se hace pesado y te saca las ganas el entrenar en casa porque es difícil. En mi caso vivo en un departamento, y se me hace difícil correr en el poco espacio que tengo.

– ¿Cómo imaginás el regreso a la competencia?

 Yo particularmente lo extraño un montón y creo que a todos los clubes nos va a costar, lo que va a equiparar un poco el nivel y ralentizar el juego.  Por otro lado, el cambio de respiración desgasta y te hace perder fuerza en las piernas.

El año pasado fuiste elegido por uno de los medios más reconocidos de la disciplina como mejor arquero de la categoría, ¿qué te generó eso? 

– La verdad es que me emocionó mucho, me hizo sentir muy bien. Uno siempre se apoya en el grupo que le tocó vivir y siempre me hacían sentir muy importante. Claramente no lo hubiera logrado solo, se lo debo a quienes fueron mis compañeros y al técnico que me brindó su confianza.

 Además de ser jugador de Primera, sos entrenador del baby del club, ¿están haciendo actividades con los más chicos? 

– Se hizo muy difícil programar algo para entrenar, porque me toca la etapa en la que creo que los chicos más tienen que tener contacto con la pelota y donde más tienen que fomentar la técnica individual. Igualmente mantenemos contacto por zoom para fortalecer a la amistad del grupo y hasta me cree una cuenta para jugar al Fortnite con ellos y llegar de otra manera.

 Hace varios años que estas a cargo de la formación de los chicos, ¿qué métodos fuiste cambiando con el correr del tiempo para poder llegar mejor a los nenes?

– Fui adaptando mucho de los técnicos que me toco trabajar y ayudándolos en los entrenamientos, a Mario, a Bruno y a Andrés. Siempre desde el lado de ayudanlte tenes un lado más amistoso con los nenes, ya que no sos la cabeza de grupo y no tenés que tomar decisiones que te puede afectar en la relación con ellos. Por eso hoy encuentro que la mejor forma de llegar a los nenes es siendo determinante con los conceptos que uno le quiere transmitir siempre haciéndolo con buen humor, alegría y respeto. Al nene tenés que enseñarle con paciencia, no se puede retarlo cuando algo no le sale, tenes que estarle encima hasta que lo aprenda. Me gusta mucho demostrarles que ellos mismos pueden aprender practicando y ejercitando.

Te gustó la nota?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
Share on email
Compartir

dejá tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *